¿Qué es un edificio passivhaus?

Passivhaus o Passive House es un estándar alemán para la construcción de viviendas con un consumo energético casi nulo, con un elevado confort interior. Se trata de un tipo de construcción donde se utilizan los recuersos de la arquitectura bioclimática combinados con una eficiencia energética superior a la construcción tradicional.

 

El concepto de Passivhaus se desarrolló en Alemania en los años 80, construyéndose el primer edificio con el estándar Passivhaus en Darmstadt, Alemania, en 1990.

 

Los edificios Passivhaus consiguen reducir en un 80% las necesidades de calefacción y refrigeración respecto a un edificio construido de forma tradicional. La poca energía suplementaria que requieren se cubre mediante energía renovable como la geotermia o la aerotermia, convirtiéndose en una construcción con un coste energético bajo para el propietario y con una reducción de las emisiones de gases contaminantes al medio ambiente.

 

Realizar un edificio con el estándar Passivhaus no supone el uso de un tipo de producto, material o diseño específico, sino la optimización de los recursos a través de estrategias pasivas como la orientación de las ventanas para aprovechar el soleamiento en inverno, la utilización de porches o protecciones solares para controlar el soleamiento en verano , la ventilación natural, la reutilización del agua de lluvia y las aguas grises de la vivienda, etc.

AISLAMIENTO TÉRMICO

Un buen aislamiento de la envolvente del edificio es beneficioso tanto en invierno como en verano: paredes exteriores, cubierta y solera deben tener una baja transmitancia térmica.

VENTANAS PASSIVHAUS

Las carpinterías deben de tener una baja transmitancia térmica con ventanas de triple vidrio rellenos de gas inerte. El vidrio debe de ser bajo emisivo para reflejar el calor al interior en invierno y mantenerlo al exterior en verano.

VENTILACIÓN MECÁNICA

La ventilación mecánica con recuperación de calor permite aprovechar el calor que generan las personas y los electrodomésticos en los edificios, para precalentar el aire limpio entrante antes de expulsar el aire viciado.

ESTANQUEIDAD

La envolvente debe de ser lo más hermética posible, logrando una eficiencia elevada del sistema de ventilación mecánica. La hermeticidad del edificio Passive House se mide con una prueba de presión, o ensayo Blower Door.

PUENTES TÉRMICOS

En el diseño de una vivienda Passivhaus se debe de tener en cuenta la transmisión de energía en las esquinas, juntas, etc. Se producen pérdidas o ganancias indeseadas, y las temperaturas superficiales en esas zonas suelen ser inferiores a las del resto de la envolvente.

cso arquitectura

   

C/ DUQUE DE FERNÁN NÚÑEZ, 2, 4º, OFICINA 1; 28012 MADRID