Casas pasivas

¿Qué es una casa pasiva?

Una casa pasiva es una vivienda que está construida según los principios de estándar alemán Passivhaus, es decir, se tienen en cuenta las condiciones climáticas y geográficas de la parcela donde se emplaza la vivienda, como es la orientación, protección solar, aislamiento, ausencia de puentes térmicos y la estanqueidad del aire exterior de toda la edificación.

Solicita información

    En CSO Arquitectura somos especialistas en proyectos de casas pasivas o viviendas Passivhaus, con un diseño estudiado y optimizado hacia la eficiencia energética de la vivienda. Para ello, como punto de partida, estudiamos las condiciones climáticas de la parcela, incluyendo orientación, incidencia solar, temperatura, vientos dominantes y pluviometría. Posteriormente, se sitúa la vivienda, y sus dependencias, en la disposición idónea del terreno.

     

    En una casa pasiva, se realiza un control estricto de la envolvente térmica, así como de todos los materiales empleados y los sistemas utilizados, tanto de construcción como de climatización. Gracias a todo ello, se consiguen una demanda energética tanto de calefacción como de refrigeración muy baja, lo que permite unos ahorros energéticos muy altos.

     

    Gracias a estos ahorros energéticos, que rondan el 80% respecto a la construcción tradicional, reducen en gran medida el coste de la factura energética para el propietario, así como la huella de CO2 de la propia vivienda, contando desde su construcción hasta el fin de su vida útil.

     

    Los edificios pasivos se caracterizan por contar con los siguientes puntos:

    • Diseño óptimo respecto a los condiciones de partida de cada parcela.
    • Sobreaislamiento térmico para reducir las necesidades de calefacción y refrigeración.
    • Carpinterías con vidrios triple y controlando su hermeticidad en la instalación.
    • Envolvente térmica controlando la hermeticidad al aire, aumentando así el confort interior y disminuyendo las pérdidas energéticas, realizando el Blowerdoor para comprobarlo.
    • Ventilación mecánica con recuperación de calor.
    • Eliminación de puentes térmicos para evitar la pérdida energética por puntos críticos del edificio.

    AISLAMIENTO TÉRMICO

    Un buen aislamiento de la envolvente del edificio es beneficioso tanto en invierno como en verano: paredes exteriores, cubierta y solera deben tener una baja transmitancia térmica.

    VENTANAS PASSIVHAUS

    Las carpinterías deben de tener una baja transmitancia térmica con ventanas de triple vidrio rellenos de gas inerte. El vidrio debe de ser bajo emisivo para reflejar el calor al interior en invierno y mantenerlo al exterior en verano.

    VENTILACIÓN MECÁNICA

    Las carpinterías deben de tener una baja transmitancia térmica con ventanas de triple vidrio rellenos de gas inerte. El vidrio debe de ser bajo emisivo para reflejar el calor al interior en invierno y mantenerlo al exterior en verano.

    ESTANQUEIDAD

    Las carpinterías deben de tener una baja transmitancia térmica con ventanas de triple vidrio rellenos de gas inerte. El vidrio debe de ser bajo emisivo para reflejar el calor al interior en invierno y mantenerlo al exterior en verano.

    PUENTES TÉRMICOS

    Las carpinterías deben de tener una baja transmitancia térmica con ventanas de triple vidrio rellenos de gas inerte. El vidrio debe de ser bajo emisivo para reflejar el calor al interior en invierno y mantenerlo al exterior en verano.

    Solicita información